La Química y sus aplicaciones

Una ciencia central

La Química es la ciencia que estudia la estructura, la composición y las propiedades de la materia, así como las transformaciones que ésta experimenta durante las reacciones químicas.

Es una de las ciencias básicas porque numerosos campos de conocimiento, como por ejemplo la biología, la medicina, la geología o la astronomía, se apoyan en ella para desarrollar sus contenidos.

La Química ha estado siempre presente en la historia de la humanidad: nuestros primeros antepasados ya la utilizaban cuando transformaban el barro en cerámica, pintaban superficies con tintes naturales o conservaban la comida en sal. Los filósofos griegos la miraban con desdén por su carácter práctico muy lejano al pensamiento “puro”. No fue hasta el renacimiento y concretamente con Robert Boyle que se acuñó el nombre de Química y describió el método experimental para adquirir nuevos conocimientos, practicando la inducción mental para interpretar la realidad observada. La Química a partir de este momento buscó, como toda ciencia experimental, el Cómo en lugar del Por qué.

En el siglo XX, la Química profundiza en el estudio de la estructura de los átomos y la formación de las moléculas, fórmulas y organismos complejos y la industria química se expande con la creación de nuevos materiales, productos y fármacos que ayudan a mejorar la calidad de vida de las personas.

Actualmente, la Química sigue aportando multitud de mejoras para el progreso de la sociedad, especialmente gracias a los nuevos campos de estudio y sus aplicaciones.

La Química sigue aportando multitud de mejoras para el progreso de la sociedad
Aplicaciones de la Química

La Química se encuentra en todas partes: en la fotosíntesis de las plantas, en el ADN de nuestras células, en los medicamentos, en el color de nuestra ropa, en la elaboración de combustibles… Sería posible afirmar que la Química es una de las ciencias que más ha permitido avanzar a la sociedad y que más ha facilitado y mejorado la vida de las personas. ¿Te imaginas el mundo sin vacunas, sin ordenadores o sin medios de transporte como el coche?

Para entender las múltiples aplicaciones que tiene la Química, nos podemos fijar en las distintas disciplinas que hay dentro de esta ciencia, y que se agrupan según el tipo de estudio o la materia que analizan.

Clasificación de las distintas ramas de la Química

En un intento por clasificar las distintas ramas de la Química debemos mencionar:

  • Química orgánica: estudia los compuestos que contienen átomos con enlaces carbono/hidrógeno, como los hidrocarburos, los polímeros o las proteínas. Abarca todos los elementos naturales y los tejidos orgánicos. Nos proporciona soluciones para mejorar nuestra calidad de vida en ámbitos como la higiene o la salud.
  • Química inorgánica: estudia la formación, composición, estructura y reacciones químicas de los elementos y compuestos inorgánicos, es decir, aquellos que no contienen enlaces de carbono/hidrógeno, como son los metales, los minerales o los materiales cerámicos. Por ejemplo, la fibra óptica, el hormigón o los chips electrónicos son aplicaciones de la química inorgánica.
  • Bioquímica: Estudia las sustancias presentes en los organismos vivos, como plantas, animales, microorganismos o seres humanos.
  • Química-física: estudia la materia y sus transformaciones mediante la aplicación de conocimientos físicos como el movimiento, el tiempo, la energía, las fuerzas, etc.
  • Química analítica: tiene como finalidad el estudio de la composición química de un material o muestra, mediante diferentes métodos de laboratorio.
  • Ingeniería química: rama de la ingeniería que se encarga del desarrollo de procesos industriales para llevar a cabo las transformaciones químicas y físicas de la materia y del diseño de nuevos materiales cuya elaboración requiere de sofisticadas transformaciones físicas y químicas de la materia.
  • Astroquímica: estudia la composición de los elementos materiales que se encuentran en el universo, como estrellas, planetas o cometas.
  • Electroquímica: analiza la relación existente entre las reacciones químicas y la electricidad.
  • Química farmacéutica: Estudio de moléculas y su síntesis para desarrollar medicamentos con el objetivo de combatir o paliar enfermedades.
  • Química medioambiental: estudia los procesos químicos que tienen lugar en el medio ambiente (en el suelo, el agua de mares, ríos, lagos y océanos y en la atmósfera…), así como el impacto de las actividades humanas sobre nuestro entorno.

Sólo con los conceptos mencionados ya podemos hacernos una idea de las muchas aplicaciones de esta ciencia en la industria y en la sociedad. Por ejemplo, para la elaboración de nuevos tejidos o materiales para aumentar el rendimiento deportivo, para la creación de combustibles más respetuosos con el medio ambiente o productos cosméticos para personas con alta sensibilidad en la piel.

La Química es una de las ciencias que más ha permitido avanzar a la sociedad
La Química y sus aplicaciones
Estudios universitarios de Química
Salidas profesionales